Todo este complejo proceso de comprobación y enrutamiento se realiza para cada una de las 300 millones de llamadas de móvil que gestiona diariamente la red de Telefónica en España. Y a este enorme volumen hay que sumar la gestión de todos los otros servicios de voz, datos y televisión que ofrece la Compañía.

Para que todo el sistema funcione de forma precisa y garantizar la calidad del servicio, es necesario que los millones de elementos que participan en el proceso estén supervisados permanentemente. De esta labor se encarga el CNSO (Centro Nacional de Supervisión y Operación).

EL CNSO monitoriza en tiempo real más de 2 millones de elementos de red

Helena Llamazares, Jefa de Mesa de Control Nacional del CNSO de Aravaca, nos cuenta en qué consiste la función de este centro: “En el CNSO realizamos un seguimiento global, integral y en tiempo real de todos los elementos de la red. Hay más de 2 millones de elementos de red monitorizados constantemente, desde las más de 100.000 células radio, a las centrales y nodos de red de todo tipo, pasando por los cientos de miles de circuitos que unen todos los elementos de red, los cientos de miles de kilómetros de cables que los soportan, o los miles de equipos que permiten gestionar la energía requerida por todos ellos. Todo se monitoriza las 24 horas para detectar de inmediato cualquier problema, y actuar para su resolución”.